Mapa peninsula iberica siglo xiii

Península Escandinava

La Península Ibérica (/aɪˈbɪəriən/),[a] también conocida como Iberia,[b] es una península del suroeste de Europa, que define el borde más occidental de Eurasia. Está dividida entre la España peninsular y el Portugal continental, que comprende la mayor parte de la región, así como Andorra, Gibraltar y una pequeña parte del sur de Francia. Con una superficie aproximada de 583.254 kilómetros cuadrados (225.196 millas cuadradas)[1] y una población de unos 53 millones de habitantes[2], es la segunda península europea por extensión, después de la Península Escandinava.

Según Charles Ebel, las fuentes antiguas, tanto en latín como en griego, utilizan Hispania e Hiberia (griego: Iberia) como sinónimos. La confusión de las palabras se debió a un solapamiento en las perspectivas política y geográfica. La palabra latina Hiberia, similar a la griega Iberia, se traduce literalmente como “tierra de los hiberianos”. Esta palabra derivaba del río Hiberus (ahora llamado Ebro o Ebro). Hiber (ibero) se utilizaba, por tanto, como término para designar a los pueblos que vivían cerca del río Ebro[5][13] La primera mención en la literatura romana la hizo el poeta annalista Ennio en el año 200 a.C.[14][15][16] Virgilio escribió impacatos (H)iberos (“iberos inquietos”) en sus Geórgicas[17] Los geógrafos romanos y otros prosistas de la época de la República tardorromana llamaron Hispania a toda la península.

Península Arábiga

Este libro de Orosius fue escrito en respuesta al De Civitate Dei de San Agustín para demostrar cómo había mejorado el mundo desde el cristianismo, comparándolo con el pasado pagano. También proporciona información sobre el sacerdocio español.

  Guía arqueológica de la península ibérica

El relato de Appiano “describe todos los conflictos romanos en la península Ibérica desde el momento en que Roma conquistó la costa mediterránea durante la guerra contra Aníbal Barca hasta la pacificación final por el emperador Augusto”.

Vista previa de las selecciones: Juan de Biclaro (c.590) e Isidoro de Sevilla (c.625) son autores de historias que proyectan los logros godos sobre sus inciertos comienzos, transformándolos de antagonistas del Imperio Romano en protagonistas de una nueva cristiandad independiente en España.

Acuerdo entre el conde Ermengol I de Urgell (993-1010)…y el obispo Sal-la de Urgell (981-1010)…Por él acuerdan que el sobrino de Sal-la…suceda a su tío como obispo, y fijan el precio que Ermengol exige para que esto ocurra.

Península italiana

InicioHistoriasReconquista: Cómo los reinos cristianos arrebataron España a los morosReconquista: Cómo los reinos cristianos arrebataron España a los morosLa Reconquista, la reconquista de España, duró siete siglos, desde el siglo VIII hasta el siglo XV. Durante ese tiempo la Península Ibérica fue liberada del dominio musulmán.Jan 15, 2022 – Por Igor Radulovic, MA History Education, BA Art History

La Península Ibérica fue invadida en el siglo VIII de nuestra era por los omeyas musulmanes. El Estado omeya, conocido como Califato Omeya, tenía su sede en Damasco. Los omeyas trajeron un ejército del norte de África e infligieron duras derrotas al régimen visigodo en Iberia, en la batalla de Guadalete en 711. Esta victoria abrió el camino para que los ejércitos del Islam conquistaran toda la Península Ibérica.

  Mapa mudo fisico peninsula iberica

A principios del siglo XI estalló una guerra civil en el califato musulmán de Córdoba, tras la cual la Península Ibérica se desintegró en varios reinos islámicos diferentes. Este desencuentro propició la expansión, el avance y el surgimiento de los reinos cristianos del norte, entre los que destacaban los reinos de Castilla y Aragón. El cristianismo se extendió rápidamente, y así comenzó un movimiento para restaurar el dominio de los reinos cristianos, en un periodo conocido como la Reconquista.

Guerra Peninsular

La profesora Sandra Sáenz-López, gran conocedora de la cartografía en la Edad Media media, menciona que cuando nos enfrentamos a un mapa medieval debemos borrar la idea preconcebida de mapa, o al menos ser receptivos a nuevas imágenes cartográficas que pueden ser antagónicas a nuestras definiciones modernas. Sólo entonces seremos capaces de reconocer un mapa medieval y comprender lo que representa y cuál era su utilidad. El primer significado medieval de mapa es el de imagen. Según la definición que aparece en el mappamundi de Ebstorf (hacia 1300), es “mappa dicitur forma. Inde mappamundi id est forma mundi” (mapa significa forma. Por tanto, un mappamundi es una forma del mundo).

  Mapa politico de la peninsula iberica

La enorme riqueza visual y el sentido estético con que están realizadas las numerosas imágenes que incorporan los mapas medievales, continúa Sáenz-López, justifican esta cartografía como manifestación artística. Los mapas de la Edad Media no sólo reproducen en promedio el mundo en su sentido físico, es decir, la Tierra, ya que los numerosos textos e ilustraciones que incorporan lo muestran desde una definición más amplia, que podríamos denominar “enciclopédica”, pues incluye también cuestiones científicas, históricas o religiosas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad