Depresiones de la peninsula iberica

Mapa geográfico de España

También cabe preguntarse si los fallos en el análisis del polen han sido igualmente frecuentes en otros territorios, pero simplemente no se han comunicado. La recopilación de los datos que aquí se presentan ha llevado mucho tiempo, y sin duda algunos considerarían que tal ejercicio produce poca recompensa profesional por el esfuerzo. Aparte de las graves dificultades para conseguir una colaboración activa, ha habido casos entre los colaboradores en los que los laboratorios han sido demolidos, o en los que el investigador ha sido trasladado y ha sido imposible rescatar las hojas de tratamiento originales. Así pues, con una información fragmentaria, somos conscientes de que este trabajo está incompleto en muchos aspectos y necesita más detalles antes de poder llegar a conclusiones de mayor alcance. Éste es sólo un primer paso. El siguiente paso es estimular una futura investigación controlada de los resultados negativos, un enfoque más multidisciplinar, una investigación colaborativa más frecuente entre paleoecólogos y, necesariamente, una valoración más realista entre los especialistas del Cuaternario de la información que la palinología puede dar y de la que es incapaz de aportar.

¿Toca España el Mediterráneo?

Estudio exploratorio mixto en dos etapas: (i) cuantitativa descriptiva de registros de caídas seleccionados aleatoriamente y producidos en un año (597 registros; 197 españoles y 400 portugueses); y (ii) cualitativa, con el fin de conocer la percepción de los profesionales sanitarios mediante entrevistas semiestructuradas (72 profesionales, 16 españoles y 56 portugueses). Las áreas de estudio fueron dos unidades básicas de salud del sur de España y del norte de Portugal.

  Cuando llegaron los fenicios a la peninsula iberica

En los registros de caídas, el número de mujeres fue mayor. La presencia de caída se asoció a las variables edad, presencia de demencia, enfermedad osteoarticular, caídas previas y consumo de medicación antivertiginosa. Los profesionales sanitarios percibieron una ausencia de instrumentos de evaluación del riesgo, así como falta de programas de prevención y falta de concienciación sobre este evento.

Las caídas se perciben como un área de atención prioritaria para los profesionales sanitarios. Sin embargo, existe una falta de adherencia al registro de caídas y evaluación de riesgos, debido a problemas organizativos, logísticos y de motivación.

España mar

Esta ecorregión está situada en el noreste de la Península Ibérica. Sus límites se extienden desde la cuenca del Segura, al sur, hasta la cuenca del Ter, al norte, abarcando toda la cuenca de drenaje del río Ebro. Las cuencas hidrográficas drenan el mar Mediterráneo y están delimitadas por un anillo de tierras altas, que incluye los Pirineos y la Cordillera Cantábrica al norte-noroeste, la Cordillera Ibérica y la Serriana de Cuenca al oeste-suroeste, la Cordillera Costera Catalana al este y el borde septentrional de la Cordillera Bética al sur.

La topografía es variable, desde los acantilados y dunas de las tierras bajas costeras y las llanuras de la Depresión del Ebro hasta las mesetas y cumbres de la Cordillera Costera Catalana, la Cordillera Ibérica, la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Las elevaciones aumentan desde el nivel del mar hasta más de 3400 m en el Pico de Aneto, en los Pirineos (Hijmans et al. 2004). La geomorfología de la ecorregión está vinculada a la orogenia alpina, cuando la placa ibérica se hundió bajo la placa europea, formando los Pirineos y la cuenca del Ebro. Posteriormente, los Pirineos, la Cordillera Costera Catalana y la Cordillera Ibérica bloquearon el Ebro, dando lugar a una cuenca endorreica que se llenó de sedimentos aluviales, fluviales y lacustres. Durante el Mioceno se abrió al mar Mediterráneo (Gibbons & Moreno 2003).

  El tiempo en la península ibérica

España meseta central

El relieve topográfico de España se caracteriza por ser bastante elevado, con una altitud media de 660 metros sobre el nivel del mar, bastante montañoso en comparación con otros países europeos y sólo superado por Suiza, Austria, Grecia y los microestados de Andorra y Liechtenstein. En la España peninsular, el terreno se articula en torno a una gran Meseta Central que ocupa la mayor parte del centro de la Península Ibérica. Fuera de la meseta, se encuentran la depresión del río Guadalquivir, situada en el suroeste de la península, y la depresión del río Ebro, situada en el noreste.

  Contorno de la peninsula iberica

Los sistemas montañosos de España son muy numerosos y ocupan casi la mitad del territorio nacional. Los Pirineos (en el límite nororiental) y el Sistema Bético (en el sureste) son las cordilleras más elevadas, situadas fuera de la Meseta Central. Rodeándola se encuentra la Cordillera Cantábrica al norte, el Sistema Ibérico al este y Sierra Morena al sur. Dentro de la Meseta Central se encuentran el Sistema Central y los Montes de Toledo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad