Arboles peninsula iberica

Pino piñonero

La esperanza de este proyecto de ADN es comprender mejor la historia antigua de la Península Ibérica y sus descendientes en los últimos 10.000 años. El administrador del proyecto es un profesor de historia que ha realizado una extensa investigación sobre los diferentes pueblos que han tenido un impacto en esta península. Utilizando los haplogrupos de ADN y la historia de la Península Ibérica es posible obtener el origen de un antiguo antepasado o antepasada.    Además de la Genealogía avanzada, este Proyecto de ADN utilizará otros dos campos de estudio pioneros que amplían el conocimiento de nuestra historia familiar personal.    Este proyecto utilizará tanto la Genealogía Geográfica como la Genealogía/Historia Antropológica en el análisis de las muestras de ADN.

La Península Ibérica, o Iberia, está situada en el extremo suroeste de Europa. Está habitada desde hace al menos 500.000 años, primero por neandertales y luego por cromañones (humanos modernos).

Los pueblos originales de la Península Ibérica, formados por varias tribus separadas, recibieron el nombre genérico de iberos. Es posible que entre ellos se encontraran los vascos, el único pueblo precéltico de Iberia que ha sobrevivido hasta nuestros días como grupo étnico independiente.

España verde

ResumenLa combinación de un análisis arqueobotánico de dos yacimientos diferentes de la ciudad de Huelva (España) y la identificación de campos de vid en la misma zona sugiere que diferentes especies de árboles frutales (vid, olivo, almendro y granada) y vegetales como el melón fueron introducidos en la península ibérica en la transición del siglo IX al VIII cal BC. Estas fechas representan la cronología más temprana de la arboricultura en la Península Ibérica. El material se ha conservado por encharcamiento permitiendo la preservación de una gran variedad de especies que indican el desarrollo del cultivo de árboles frutales. El contexto arqueológico proporciona información sobre las conexiones entre esta innovación y las comunidades fenicias que se establecieron en la región en busca de recursos metálicos. El cultivo de árboles frutales, y en particular la producción de vino, tuvo un gran impacto en la agricultura local, tradicionalmente basada en la producción de cultivos anuales. Los nuevos cultivos pronto se convirtieron en un elemento agrícola esencial de las comunidades que vivían en el sur y el este de la Península Ibérica. A partir del siglo VIII a.C., la producción agrícola se orientaría principalmente hacia el mercado.

  Fenicios en la peninsula iberica

Quercus ilex rotundifolia

ResumenEste trabajo presenta los resultados de los análisis polínicos de los sedimentos orgánicos de siete núcleos (299 espectros) en una zona montañosa del noroeste de la Península Ibérica. Los diagramas polínicos, apoyados por siete fechas de14C, se utilizan para construir una secuencia polínica regional que cubre las principales etapas de la dinámica de la vegetación, desde las últimas fases del Tardiglaciar hasta el presente. Durante el Interestadio Tardío se registró un importante desarrollo de los bosques criófilos (Betula yPinus), aunque también estuvieron presentes diversos elementos arbóreos mesófilos y termófilos. El Younger Dryas, claramente definido palinológicamente, se caracteriza por una importante reducción de los porcentajes de polen arbóreo y la expansión de las formaciones esteparias (Poaceae yArtemisia). A principios del Holoceno, se produjo una expansión deQuercus y una difusión de otros árboles, que se combinaron para dar una cubierta vegetal de composición variada pero dominada por bosques mixtos caducifolios. Estas formaciones forestales prevalecieron en estas montañas hasta hace 3.000 años, cuando se registran sucesivas fases de deforestación en distintos momentos como consecuencia del aumento de la actividad agrícola. Los resultados se comparan con datos de otras zonas montañosas del norte de la Península Ibérica y del sur de Francia.

  Mapa de la peninsula iberica en el siglo v

Pino silvestre

El Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) es un Organismo Público de Investigación (OPI) de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad. Es el único organismo público de investigación de la Administración General del Estado dedicado exclusivamente a la investigación agroalimentaria y forestal. La misión del INIA, en coordinación con las instituciones equivalentes de las Comunidades Autónomas, es contribuir al progreso continuo y sostenible mediante el desarrollo

  Quienes eran los moriscos desde cuando habitaban la peninsula iberica
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad