Porque esta en extincion el lince iberico

Wwf lince ibérico

Bienvenidos de nuevo. Unos 20 linces ibéricos (en la foto) han sido liberados en España y Portugal desde principios de año en la última fase de un programa de reintroducción que ayuda a uno de los felinos más amenazados del mundo a recuperar hábitats perdidos.

En 2002 había menos de 100 linces ibéricos en libertad, confinados en sólo dos regiones del sur de España. Desde entonces, su población ha crecido hasta superar los 300 ejemplares, gracias en parte a un ambicioso programa llamado LIFE Iberlince.

Este año está previsto liberar 48 linces en total en siete regiones, la mayoría procedentes de centros de cría en cautividad. Estos se unirán a los 124 ya liberados desde 2014 en Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía en España, y en el Valle del Guadiana en Portugal.

Una vez liberados, los linces ibéricos se desplazan por todas partes y los científicos siguen sus movimientos con collares de radio. Pero aún se enfrentan a amenazas, como un virus hemorrágico que afecta a los conejos, su principal presa.

El lince ibérico desempeña un papel importante en los ecosistemas mediterráneos como depredador, ayudando a controlar el número de zorros, mangostas y ginetas. También es un elemento único del patrimonio natural de Portugal y España, dice Simón. “Sólo por eso estamos obligados a preservarlo para las generaciones futuras”.

Curiosidades sobre el lince ibérico

El lince ibérico (Lynx pardinus) es una especie de felino salvaje endémico de la Península Ibérica, en el suroeste de Europa. Está clasificado como En Peligro en la Lista Roja de la UICN[2]. En el siglo XX, la población de lince ibérico había disminuido debido a la caza excesiva, la caza furtiva, la fragmentación de hábitats adecuados y el declive poblacional de su principal especie presa, el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus), causado por la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo[3][4][5].

  Lince iberico cuantos quedan

A principios del siglo XXI, el lince ibérico estaba al borde de la extinción, ya que en 2002 sólo sobrevivían 94 individuos en dos subpoblaciones aisladas en Andalucía. Desde entonces se han aplicado medidas de conservación, que incluyen la mejora del hábitat, la repoblación de conejos, la translocación, la reintroducción y el seguimiento de los linces ibéricos. En 2012, la población había aumentado a 326 individuos,[6] a 855 en 2020,[7] y a 1.111 en 2021[8].

Felis pardina fue el nombre científico propuesto por Coenraad Jacob Temminck en 1827, quien describió pieles de linces ibéricos abatidos en la zona del río Tajo, en Portugal, que se comercializaban en París y Londres[9].

Caza del lince ibérico

Nota: Esta página ha sido archivada y es posible que su contenido ya no esté actualizado. Esta versión de la página permanecerá activa como referencia mientras trabajamos para actualizar el contenido de todo nuestro sitio web.

Los conejos constituyen la presa principal del lince ibérico. Epidemias como la mixamatosis y la enfermedad hemorrágica han afectado a las poblaciones de conejos a lo largo de los años, lo que a su vez ha afectado a la población de lince ibérico. WWF pide a las autoridades españolas que intensifiquen los esfuerzos para recuperar las poblaciones de conejo.

  Como podemos salvar al lince iberico

La construcción de carreteras y autovías de alta velocidad, fraccionando el hábitat del lince, es otra de las principales amenazas para este felino salvaje. 2014 fue un año negro: 22 animales murieron bajo las ruedas de un coche. Una cifra muy elevada, dada la escasa población de la especie. Tras una campaña de WWF, las autoridades nacionales y autonómicas españolas están empezando a tomar medidas preventivas en las carreteras.

Infraestructuras como carreteras, presas, vías férreas y otras actividades humanas contribuyen a la pérdida y fragmentación del área de distribución del lince ibérico, creando barreras entre las distintas poblaciones y obstaculizando el intercambio de individuos entre ellas, lo que hace temer por su viabilidad genética y su resistencia a las enfermedades. Se cree que entre 1960 y 1990, el lince ibérico sufrió una pérdida del 80% de su área de distribución.

¿Cómo salvar al lince mantiene la biodiversidad?

De las cuatro especies de lince que existen en el mundo, dos se encuentran en Europa: el lince euroasiático y su primo, el lince ibérico, más pequeño y de colores más vivos, que ahora está confinado al sur de España y Portugal. Estos depredadores solitarios y sigilosos, que se caracterizan por su cola ladeada, pelaje moteado, patas largas y cuerpo musculoso, evitan a los humanos y suelen cazar de noche, por lo que rara vez se les ve.

El lince euroasiático tiene un área de distribución geográfica muy amplia, que se extiende desde Europa Occidental hasta Asia Central. En Europa, la caza y la pérdida de hábitat han reducido drásticamente su distribución en los últimos siglos: Escandinavia y los Cárpatos son los reductos que le quedan.

  Lince iberico esta en peligro de extincion

La situación del lince ibérico es precaria: con menos de 600 ejemplares en libertad, es una de las especies de felinos más amenazadas del mundo. Antaño, el lince ibérico se extendía por toda la Península Ibérica, ocupando un mosaico de hábitats boscosos y de matorral, pero las poblaciones se vieron diezmadas por la caza y la caza furtiva, la pérdida de hábitats y el declive de su principal especie de presa, el conejo europeo (principalmente como consecuencia de la enfermedad vírica mixomatosis).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad