El lince iberico peligro de extincion

Animales en peligro

Nota: Esta página ha sido archivada y es posible que su contenido ya no esté actualizado. Esta versión de la página permanecerá activa como referencia mientras trabajamos para actualizar el contenido de todo nuestro sitio web.

Los conejos son la principal presa del lince ibérico. Epidemias como la mixamatosis y la enfermedad hemorrágica han afectado a las poblaciones de conejos a lo largo de los años, lo que a su vez ha afectado a la población de lince ibérico. WWF pide a las autoridades españolas que intensifiquen los esfuerzos para recuperar las poblaciones de conejo.

La construcción de carreteras y autovías de alta velocidad, fraccionando el hábitat del lince, es otra de las principales amenazas para este felino salvaje. 2014 fue un año negro: 22 animales murieron bajo las ruedas de un coche. Una cifra muy elevada, dada la escasa población de la especie. Tras una campaña de WWF, las autoridades nacionales y autonómicas españolas están empezando a tomar medidas preventivas en las carreteras.

Infraestructuras como carreteras, presas, vías férreas y otras actividades humanas contribuyen a la pérdida y fragmentación del área de distribución del lince ibérico, creando barreras entre las distintas poblaciones y obstaculizando el intercambio de individuos entre ellas, lo que hace temer por su viabilidad genética y su resistencia a las enfermedades. Se cree que entre 1960 y 1990, el lince ibérico sufrió una pérdida del 80% de su área de distribución.

¿Son peligrosos los linces ibéricos para el ser humano?

Boj está sentada en un panel de corcho, consumiendo tranquilamente el conejo que le han puesto. La hembra se lame los bigotes con entusiasmo y todo va según lo previsto. Al lado, en un edificio azul y blanco rodeado de pinos, científicos y cuidadores vigilan con cámaras cada movimiento y cada lametón de los linces en el recinto. Se acerca el momento crítico en que Boj, somnolienta después de comer, se tumbará en el panel de corcho para echar una cabezadita. El animal tendrá que permanecer allí al menos 30 minutos para que los insectos ocultos en el corcho puedan hacer su trabajo.

  Lince ibérico - bordalo ii

Los investigadores utilizan los parásitos para obtener muestras de sangre del lince. Sólo así se puede saber si Boj está preñada. Saben que ha copulado con varios machos, porque lo grabaron. Pero anestesiar al animal y extraerle sangre con una jeringuilla sometería a Boj a un estrés excesivo, de ahí el truco de los insectos chupasangre.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado al lince ibérico, a veces llamado lince pardo, la especie felina más amenazada del mundo. Sus ojos son de color ámbar o verde, y tiene bigotes tupidos y decorativos mechones de pelo oscuro en las orejas. Aunque es la mitad de grande que el lince euroasiático, duplica en tamaño al gato doméstico. Su comida favorita es el conejo salvaje, y muestra poco interés por otros tipos de alimento.

Qué pasaría si se extinguiera el lince ibérico

El lince ibérico (Lynx pardinus) es una especie de felino salvaje endémico de la Península Ibérica, en el suroeste de Europa. Está clasificado como En Peligro en la Lista Roja de la UICN[2]. En el siglo XX, la población del lince ibérico había disminuido debido a la caza excesiva, la caza furtiva, la fragmentación de hábitats adecuados y el declive poblacional de su principal especie presa, el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus), causado por la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo[3][4][5].

  Lince iberico in english

A principios del siglo XXI, el lince ibérico estaba al borde de la extinción, ya que en 2002 sólo sobrevivían 94 individuos en dos subpoblaciones aisladas en Andalucía. Desde entonces se han aplicado medidas de conservación, que incluyen la mejora del hábitat, la repoblación de conejos, la translocación, la reintroducción y el seguimiento de los linces ibéricos. En 2012, la población había aumentado a 326 individuos,[6] a 855 en 2020,[7] y a 1.111 en 2021[8].

Felis pardina fue el nombre científico propuesto por Coenraad Jacob Temminck en 1827, quien describió pieles de linces ibéricos abatidos en la zona del río Tajo, en Portugal, que se comercializaban en París y Londres[9].

¿Están los linces en peligro de extinción? 2022

Nota: Esta página ha sido archivada y es posible que su contenido ya no esté actualizado. Esta versión de la página permanecerá activa como referencia mientras trabajamos para actualizar el contenido de todo nuestro sitio web.

El esfuerzo de conservación realizado para evitar la extinción del lince ibérico ha dado sus frutos, y de una población menguante de menos de 100 individuos en 2002, ahora viven 404 felinos en los bosques mediterráneos de la Península Ibérica. Un nuevo y ambicioso proyecto de conservación, LIFE Iberlince, está recuperando algunos de los territorios perdidos por el lince en España y Portugal.

  Lince ibérico está en peligro de extinción

El lince ibérico tiene muchas manchas, pesa la mitad que la especie euroasiática, tiene patas largas y una cola muy corta con la punta negra. Su pelaje es leonado con manchas oscuras y presenta una característica “barba” alrededor de la cara y prominentes penachos negros en las orejas.

Las hembras de lince paren generalmente entre marzo y abril. El tamaño medio de la camada es de 3, y rara vez sobreviven al destete más de 2 crías. Los gatitos abandonan la madriguera entre los 8 y los 23 meses. Se han detectado tasas muy elevadas de mortalidad durante la dispersión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad