Jamon iberico toxoplasmosis

Jamón en tortilla durante el embarazo

¿Te gusta el jamón pero no sabes si puedes comerlo durante el embarazo? El tema de que las embarazadas coman jamón es algo que preocupa a nuestra sociedad. Sin embargo, es importante que conozcas las pautas y respuestas necesarias con respecto a esta cuestión.

Durante muchos años, los ginecólogos han restringido el consumo de jamón durante este periodo. Al igual que otras carnes y embutidos, el jamón puede contener una enfermedad causada por el toxoplasma gondii: la toxoplasmosis. Esta enfermedad puede pasar desapercibida y ser asintomática para muchos adultos. Sin embargo, puede constituir un peligro real para el feto.

El parásito causante de la infección puede destruirse sometiendo los alimentos a diferentes temperaturas y métodos de almacenamiento. El peligro de contraer la enfermedad surge cuando se consumen estos alimentos crudos o cuando los embutidos han sido mal curados. Por lo tanto, para consumir jamón ibérico hay que comprar uno de alta calidad y bien curado, producido por una marca de confianza.

En cuanto a los métodos de conservación, te aconsejamos congelar el producto por debajo de -20ºC durante un par de días. Tienes que asegurarte de que tu congelador puede alcanzar esta temperatura. También te aconsejamos que no lo sometas a temperaturas de cocción extremas. De hecho, el parásito puede destruirse a 72ºC.

Toxoplasmosis embarazo

Es un parásito que se encuentra en la carne cruda y poco cocinada; frutas y verduras sin lavar; agua contaminada; polvo; tierra; cajas de arena sucias de gatos; y lugares al aire libre donde se pueden encontrar heces de gato. Puede causar una enfermedad llamada toxoplasmosis que puede ser especialmente perjudicial para usted y el feto.

  Jamones ibéricos ofertas

Los síntomas suelen ser: ganglios inflamados, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o rigidez de cuello. La toxoplasmosis puede ser difícil de detectar. Algunas mujeres infectadas por el parásito pueden no presentar síntomas perceptibles, por lo que una mujer embarazada puede exponer fácilmente a su feto a la toxoplasmosis sin ni siquiera ser consciente de que está enferma. Por eso es muy importante prevenir la toxoplasmosis. Si experimentas alguno de los síntomas anteriores, acude inmediatamente a tu médico o profesional sanitario.

En los bebés, la T. gondii puede causar pérdida de audición, discapacidad intelectual y ceguera. Algunos niños pueden desarrollar problemas cerebrales u oculares años después de nacer. Los niños que nacen infectados por T. gondii también pueden necesitar años de cuidados especiales, como educación especial y atención oftalmológica. La identificación y el tratamiento precoces de los niños infectados por T. gondii son esenciales para minimizar los efectos del parásito.

Chorizo preñado

Científicos de las universidades de Granada (UGR) y Valencia (UV) han desarrollado un nuevo método molecular para determinar la presencia del parásito Toxoplasma gondii, causante de la toxoplasmosis, en muestras de jamón.

El nuevo método, publicado en dos artículos en la revista científica Food Microbiology, consiste en la captura del ADN del parásito mediante partículas magnéticas funcionalizadas para secuencias específicas del parásito, y la cuantificación de su ADN mediante una técnica de PCR cuantitativa (qPCR) .

  Etiquetas de jamones ibéricos

El método ha podido detectar la célula parásita en 100 gramos de la muestra de jamón con una eficacia del 94,6 por ciento. Asimismo, los científicos han determinado la infectividad de los parásitos detectados en las muestras.

Los autores son Antonio Osuna, Mercedes Gómez-Samblás y Susana Vílchez, del equipo de investigación CTS-183 Bioquímica y Parasitología Molecular de la Universidad de Granada y del Instituto de Biotecnología, junto con el investigador Marius Fuentes de la Universidad de Valencia.

Para llevar a cabo este trabajo, analizaron 475 muestras comerciales de jamón presentadas en lonchas y tacos, y estimaron el número de parásitos T. gondii presentes en ellas. Se trata del primer estudio de este tipo que se realiza.

¿Se puede comer jamón serrano cocido durante el embarazo?

Toxoplasma gondii es un parásito intracelular obligado que causa la toxoplasmosis, y aproximadamente un tercio de la población mundial es seropositiva. El consumo de alimentos contaminados es la principal fuente de infección. Entre ellos se encuentran los productos cárnicos con quistes tisulares de T. gondii y los productos lácteos con taquizoítos.

Aunque T. gondii es un patógeno zoonótico de transmisión alimentaria de alta prioridad en todo el mundo, no se controla sistemáticamente [28]. En la actualidad, no existen reglamentos específicos ni normas ISO para la detección de T. gondii en ninguna matriz alimentaria [21]. Aun así, existen diferentes métodos para detectar taquizoítos, quistes tisulares y ooquistes en productos alimentarios, incluidos métodos inmunológicos y microscópicos. Estos métodos tienen una fase de aislamiento y concentración, aplicando posteriormente métodos de detección directa a la muestra. Los ensayos moleculares se utilizan para detectar la presencia de ADN de T. gondii en las muestras, mientras que la información sobre la viabilidad y la infectividad puede obtenerse mediante ensayos in vivo (normalmente en ratones) o mediante técnicas de cultivo in vitro. En la Tabla 1 se muestra un resumen de estos métodos con la sensibilidad y el tipo de producto alimentario en el que se han utilizado.

  Jamon iberico covap alta expresion
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad