Como hacer jamon iberico

Cómo hacer jamón crudo

Según las normas de denominación de origen españolas y la normativa vigente sobre el jamón, el jamón ibérico curado debe elaborarse a partir de cerdos ibéricos negros de raza pura o de cerdos cruzados al menos al 50% con ibéricos negros mezclados únicamente con cerdos Duroc, la misma restricción que se exige para mantener la denominación oficial de ibérico en cualquier producto cárnico porcino español.

El cerdo negro ibérico vive principalmente en la región central y suroeste de la Península Ibérica, que incluye tanto Portugal como España. En España, el cerdo negro ibérico se encuentra normalmente en las provincias de Huelva, Córdoba, Cáceres, Badajoz, Salamanca, Ciudad Real y Sevilla. En Portugal, las regiones del centro y del sur tienen abundancia de esta raza, con predilección por la región del Alentejo. En Portugal, el cerdo negro ibérico se denomina comúnmente porco preto ibérico o porco alentejano. El cerdo negro ibérico está arraigado en la cultura y tradición locales portuguesas, con fiestas anuales en su honor, como la Feira do Porco Preto, una fiesta anual en la región de Ourique.

¿Cómo se elabora el jamón ibérico?

En lugar de cocer el jamón, se hace jamón curando la pata en seco. Tras el sacrificio, las piernas se recortan y limpian, y luego se apilan en un barril lleno de sal. Se dejan unas dos semanas para que escurran toda la humedad posible. Después se limpia la sal y se dejan colgar para que se curen.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un jamón ibérico?

Normalmente, los jamones ibéricos tardan al menos dos años en alcanzar su punto álgido de sabor; algunos de los mejores jamones se curan durante cuatro o incluso cinco años.

  Jamón 5 jotas ibérico

Cómo hacer jamón ibérico

El jamón serrano o ibérico puede estar presente en multitud de recetas. Y donde uno de los ingredientes es un buen jamón ibérico el éxito está garantizado, pero en las croquetas, una receta española a la que nadie puede resistirse, el placer alcanza su máxima expresión, rozando la lujuria.

Para esta receta de preparación culinaria, no es necesario añadir un jamón ibérico de bellota, aunque si te apetece, adelante. Por supuesto, con los cortes de un lacón ibérico de cebo, quedaría súper sabroso.

Se pica bien la cebolla y el jamón ibérico para que quede en daditos muy pequeños. Se pone la cebolla en la sartén a fuego lento con un poco de aceite de oliva virgen o mantequilla para que se haga bien. Cuando esté hecha, se añaden las dos cucharadas de mantequilla, la harina y se remueve bien hasta que se integren y se haga el roux. Todo esto a fuego lento para que la harina no se queme.

Por otro lado, calentar la leche. No es necesario que llegue a hervir, basta con templarla. Añade los taquitos de jamón serrano a la masa y dale unas vueltas justo antes de incorporar la leche poco a poco, nunca de golpe, y a medida que espese, vas añadiendo más leche.

Cómo hacer jamón serrano

régimen de libertad del cerdo ibérico en dehesas arboladas donde puede moverse ampliamente y realizar ejercicio físico, el seguir alimentando al cerdo en el periodo de montanera, y finalmente curar el jamón, que suele extenderse de 8 a 36 meses, necesitando más tiempo para curarse cuanto mayor sea el tamaño de la pieza y mucha bellota haya ingerido el cerdo.

  Jamón de cebo ibérico cortado a cuchillo

leguminosas), y el periodo de montanera come bellotas, pero después de la montanera no alcanza el peso óptimo para el sacrificio (14@) y necesita un aporte adicional de alimentos (cereales y leguminosas) y pastos para alcanzar ese peso de sacrificio.

Con el respeto que se merece, podemos afirmar que el jamón ibérico no tiene nada que ver con los “prosciuttos” italianos de Parma o San Daniele ni con los franceses de Bayona, menos secos y de sabor dulce. patanegrashop.com

Incluso es ideal para un tentempié, no sólo por su delicioso sabor que siempre da en el clavo, sino porque estudios científicos han demostrado que el jamón ibérico ayuda a reducir los niveles de colesterol malo. spain.info

Cómo se elabora el jamón ibérico

Hemos visto la importancia de los regímenes de cría y alimentación para la calidad del jamón español. La preparación del jamón serrano también es crucial, ¡y puede que de hecho sea la parte más importante del negocio de hacer jamón!

En lo que se refiere al olor, los matices de sabor y aroma, el grado de sal, la curación, etc., todo depende del proceso de preparación. Para que una pata de cerdo se convierta en jamón español, sólo hace falta sal y mucho tiempo de curación. Pero hace falta mucho más que eso para convertir una pata de cerdo en un jamón de calidad. Veamos cómo se hace.

  Oferta jamon iberico bellota loncheado

Está claro que la elaboración del jamón serrano puede verse favorecida y mejorada por la alta tecnología, ya que todos los factores en juego pueden controlarse con mucha mayor precisión. Los productores más prestigiosos de jamón serrano se encuentran en Teruel y en las provincias de Granada y Almería.

Normalmente, los productores empiezan a trabajar con un pernil de cerdo que se cría, sacrifica y despieza en otro lugar antes de que se lo entreguen, aunque algunos productores tienen sus propios mataderos. A la recepción, el productor comprobará que la carne cumple los requisitos legales para ser considerada jamón serrano: que pese más de 9,5 kg en húmedo, por ejemplo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad