Como elegir jamon iberico

Jamón ibérico barcelona

Para el ojo y el paladar inexpertos, un jamón es sólo un jamón: normalmente, una pata o paleta entera de cerdo, cortada en lonchas cortas, rectangulares y finas como el papel. Pero con tantos tipos de jamón en el mercado, puede resultar difícil saber cuál es el mejor y por qué. Cuando se trata de jamón, saber es poder.

¿Por qué de bellota? Las dehesas del oeste de España tienen diversos usos económicos y medioambientales. Las encinas y alcornoques proporcionan madera de alta calidad que se exporta para la industria vinícola mundial (además de para otros fines), y constituyen el dosel ideal para la flora y la fauna de la región. Las bellotas de los alcornoques son también el alimento perfecto para los cerdos de granja: cada cerdo puede comer unos 10 kilos de bellotas al día y el resultado, tras un largo periodo de curación de dos a cuatro años, es un producto con sabor a nuez, rico en grasas monosaturadas, alto contenido en ácido oleico y bajo en grasas saturadas.

En la medida de lo posible, prefiera el jamón cortado a mano al cortado a máquina, ya que los maestros cortadores distribuyen la grasa por toda la pieza, algo que no se puede hacer a máquina. Además, compre sólo jamón envasado al vacío.

Pluma de cerdo

España es jamón. Jamón es España. Es difícil separar el significado de las piernas de cerdo añejas de la cultura española – y particularmente dentro de Cataluña. En Barcelona, donde degustar una loncha finísima de jamón curado es un rito de iniciación para los visitantes carnívoros, es difícil encontrar un restaurante o bar tradicional en el que no haya al menos una pata reluciente expuesta en un elegante jamonero de madera, o incluso colgada del techo.

  Oferta jamon iberico cebo de campo

Si lo suyo es la carne, no dude en probar el jamón en algún momento de su visita a Barcelona, e incluso puede que sienta la tentación de llevárselo en la maleta. Pero no todos los jamones son iguales: Desde la década de 1980, el jamón español está estrictamente clasificado por el gobierno, con un sistema de etiquetas de colores en los envases que indican su nivel de calidad en función de la herencia y la dieta del cerdo; otra etiqueta indica el tiempo de curación de la carne. He aquí cómo descifrar la taxonomía del jamón (o “pernil”, en catalán, que inevitablemente aparecerá en los menús de Barcelona).

Cinco jotas

La variedad de jamones españoles es grande y el rango de precios también; en muchos casos se convertirá en una decisión compleja, sobre todo si es tu primera vez. A través de este artículo compartimos una completa guía de compra para ayudarte a tomar la decisión correcta mientras te introduces en el conocimiento de esta maravilla de la gastronomía española.

Lo primero que debes tener en cuenta es qué tipo de jamón te puede gustar más o se adapta mejor a tus necesidades. En España encontramos básicamente dos razas: Duroc e Ibérico. Los tipos de jamón vienen determinados principalmente por las diferentes combinaciones entre ellas:

  Carpaccio de jamon iberico

Todas las piezas de “Pata Negra” deben llevar una etiqueta negra alrededor del tobillo con un código de barras, a través del cual podemos comprobar su trazabilidad. Los cerdos se crían en libertad en la dehesa y la base de su alimentación es la bellota.

Jamón de raza ibérica, que se han cruzado en diferentes proporciones con raza Duroc. Criados también en libertad en la Dehesa, su alimentación principal es la bellota. Suelen ser piezas más grandes que el “Pata Negra”, ya que la raza Duroc produce cerdos de mayor tamaño.

Jamón ibérico

Lo más fascinante del jamón ibérico es que cada jamón es diferente. Hay diferentes categorías, diferentes texturas, sabores y costes asociados a estas variaciones. Para un ojo inexperto, esto puede parecer un poco abrumador y puede que no sepa por dónde empezar. Esta es la guía definitiva para comprar jamón ibérico, paleta ibérica y los mejores embutidos españoles.

El jamón ibérico se ha clasificado en diferentes categorías según su calidad. Todo depende de la pureza de la raza, la dieta y el ejercicio del cerdo con el que se ha producido el jamón. Las etiquetas de clasificación son Negra, Roja, Verde y Blanca.

Los Jamones de Etiqueta Negra son la clasificación de Jamón más apreciada es el Jamón Ibérico de Etiqueta Negra, que a menudo se conoce como Jamón Ibérico de Bellota (en español) y Pata Negra- que se traduce como ‘Pezuña Negra’. La Pata Negra se elabora con cerdos 100% ibéricos, autóctonos de la Península Ibérica (España y Portugal). Estos cerdos se alimentan exclusivamente con bellotas de encina y disponen de kilómetros de terreno para pastar. Para obtener la etiqueta de Etiqueta Negra, el cerdo debe ser capaz de comer entre 7 y 8 Kg. de bellotas al día durante un periodo de 4 meses (la temporada de montanera). Para que lo entienda, una encina produce una media de 20 Kg. de bellotas en una sola temporada. Esto limita la cantidad de Jamón Etiqueta Negra que se puede producir y hace que este manjar sea aún más exclusivo.

  Jamon iberico ingles
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad