Por donde tuvieron acceso los visigodos a la peninsula iberica

El reino suevo

VisigodosVisigodosLas águilas representadas en estas fíbulas del siglo VI, y encontradas en Tierra de Barros (Badajoz), eran un símbolo popular entre los godos de España.[a]ReligiónPaganismo gótico, arrianismo, cristianismo niceno, paganismo romanoGrupos étnicos relacionadosOstrogodos, godos de Crimea, gépidos

Los visigodos se instalaron por primera vez en el sur de la Galia como foederati de los romanos, relación que se estableció en el año 418. Sin embargo, pronto se enemistaron con sus huestes romanas (por razones que ahora se desconocen) y establecieron su propio reino con capital en Tolosa. A continuación, extendieron su autoridad a Hispania a expensas de los suevos y los vándalos.

Durante su gobierno en Hispania, los visigodos construyeron varias iglesias que sobrevivieron, y dejaron muchos artefactos que han sido descubiertos en número creciente por los arqueólogos en los últimos años. El Tesoro de Guarrazar de coronas y cruces votivas es el más espectacular. Sin embargo, en el año 507, su dominio en la Galia acabó con los francos bajo el mando de Clodoveo I, que los derrotó en la batalla de Vouillé. A partir de entonces, el reino visigodo se limitó a Hispania, y nunca más volvieron a tener territorio al norte de los Pirineos, salvo en la Septimania, donde un grupo de élite de visigodos llegó a dominar el gobierno, especialmente en la provincia bizantina de Spania y en el Reino de los Suevos.

¿Controlaban los visigodos la Península Ibérica?

El Reino Visigodo, oficialmente el Reino de los Godos (en latín: Regnum Gothorum), fue un reino que ocupó lo que hoy es el suroeste de Francia y la Península Ibérica entre los siglos V y VIII.

¿Por qué llegaron los visigodos a la Península Ibérica?

En el año 410 d.C., los suevos y los vándalos, otras tribus germánicas, se vieron obligados a entrar en la Península Ibérica porque los hunos los estaban desplazando en Europa. A estos les siguieron los visigodos, procedentes de la Galia, antaño enemigos de Roma, que luego se convirtieron en sus aliados.

  Cómo ver suftido de ibéricos online

¿A dónde se trasladaron los visigodos?

Bajo su primer líder, Alarico I, los visigodos invadieron Italia y saquearon Roma en agosto de 410. Posteriormente, comenzaron a establecerse, primero en el sur de la Galia y finalmente en Hispania, donde fundaron el Reino Visigodo y mantuvieron su presencia desde el siglo V hasta el VIII d.C.

Góticos

La mayoría de los historiadores y arqueólogos están de acuerdo: El siglo VI d.C. no fue una época fácil para vivir. El Imperio Romano de Occidente se había derrumbado en el siglo anterior, sumiendo a gran parte del continente en la agitación económica, política y social. Además, el primer brote y la frecuente reaparición de la peste bubónica provocaron la muerte de millones de personas. Para empeorar las cosas, una serie de erupciones volcánicas provocaron cambios climáticos desde Gran Bretaña hasta China, dando paso a un periodo de enfriamiento conocido como la Pequeña Edad de Hielo de la Antigüedad Tardía. Estudios recientes indican que esto provocó sequías, pérdidas de cosechas, ruptura de las cadenas de suministro de alimentos y hambrunas. El historiador medieval de la Universidad de Harvard, Michael McCormick, ha llegado a calificar el periodo que siguió a una erupción volcánica especialmente intensa en el año 536 d.C. como una de las peores épocas de la historia de la humanidad.

Una de las consecuencias de esta agitación fue que, en la mayor parte de Europa, muchos centros urbanos se deterioraron, un proceso que había comenzado unos siglos antes, cuando el estado romano empezó a debilitarse. Las ciudades y los pueblos, antaño distintivos del mundo romano e instrumentos esenciales del sistema administrativo romano, fueron abandonados cada vez más. Las masas huyeron al campo en busca de la supervivencia. La civilización occidental se transformó irremediablemente.

Ostrogodos

Este estudio de las crónicas latinas ibéricas compuestas entre mediados del siglo VIII y mediados del siglo XIII pone de relieve el período posterior a la caída de los visigodos como una época caracterizada por una intensa búsqueda de modelos de cohesión social en medio de la diversidad y la fragmentación política.

  Cuándo hay presencia musulmana en la península ibérica

“Al romper con la perspectiva de la historiografía nacional de España, Reeves destaca la conectividad intelectual transregional de los autores de los textos. Este perspicaz análisis impulsa su estudio y revitaliza un tema casi olvidado.” (Dillon Brian-Thomas Webster, en Anuario de Estudios Medievales, 48/1, 2018, p. 433)

“Se trata de una excelente pieza de erudición original que demuestra una excelente comprensión de los trabajos anteriores sobre el tema (…) La adición de Bonch Reeves a la erudición sobre la Iberia medieval sin duda dará motivos para un mayor debate, y ¿qué más se puede pedir de una monografía?” (Aengus Ward, en The Medieval Chronicle 12, 2019, p. 225-226)

Este estudio se centra en las crónicas latinas postvisigóticas como testimonio de una intensa búsqueda de modelos de estabilidad y cohesión social en la Península Ibérica. Como fuente principal del pensamiento político ibérico entre los siglos VIII y mediados del XIII, estos textos han sido considerados durante mucho tiempo desde la perspectiva de los límites nacionales actuales de una entidad política llamada España. Desde la perspectiva postnacional de los estudios mediterráneos, que considera los centros de poder ibéricos en contacto cultural con el mundo más amplio, la escritura de crónicas ibéricas postvisigóticas se considera una práctica cultural que busca conciliar el imperativo de unidad y estabilidad con la realidad de la diversidad y el cambio social.

Reino visigodo

VisigodosVisigodosLas águilas representadas en estas fíbulas del siglo VI, y encontradas en Tierra de Barros (Badajoz), eran un símbolo popular entre los godos de España.[a]ReligiónPaganismo gótico, arrianismo, cristianismo niceno, paganismo romanoGrupos étnicos relacionadosOstrogodos, godos de Crimea, gépidos

Los visigodos se instalaron por primera vez en el sur de la Galia como foederati de los romanos, relación que se estableció en el año 418. Sin embargo, pronto se enemistaron con sus huestes romanas (por razones que ahora se desconocen) y establecieron su propio reino con capital en Tolosa. A continuación, extendieron su autoridad a Hispania a expensas de los suevos y los vándalos.

  De ibericos tienda

Durante su gobierno en Hispania, los visigodos construyeron varias iglesias que sobrevivieron, y dejaron muchos artefactos que han sido descubiertos en número creciente por los arqueólogos en los últimos años. El Tesoro de Guarrazar de coronas y cruces votivas es el más espectacular. Sin embargo, en el año 507, su dominio en la Galia acabó con los francos bajo el mando de Clodoveo I, que los derrotó en la batalla de Vouillé. A partir de entonces, el reino visigodo se limitó a Hispania, y nunca más volvieron a tener territorio al norte de los Pirineos, salvo en la Septimania, donde un grupo de élite de visigodos llegó a dominar el gobierno, especialmente en la provincia bizantina de Spania y en el Reino de los Suevos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad