Es saludable el jamon iberico

Jamón

La grasa del “jamón ibérico de bellota” contiene más del 55% de ácido oleico (un ácido graso monoinsaturado). Rigurosos estudios científicos han demostrado que estas grasas ejercen un efecto beneficioso sobre el colesterol en la sangre, aumentando la cantidad de colesterol bueno (HDL) y reduciendo el malo (LDL). Sólo el aceite de oliva virgen tiene un mayor contenido en ácido oleico.

La proporción total de ácidos grasos insaturados en los jamones curados de Pata Negra que han consumido una dieta de bellotas es superior al 75%, lo que la convierte en la más “cardiosaludable” de todas las grasas animales, incluso más saludable que algunas grasas de origen vegetal. La raza de los cerdos no es la única explicación; su dieta básica de bellotas y pastos también juega un papel importante.

Además de su efecto beneficioso sobre el colesterol, el jamón ibérico aporta proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, todas ellas muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. También es rico en vitamina E, un potente antioxidante, y en minerales como el cobre, esencial para los huesos y los cartílagos; el calcio, el hierro, el zinc, el magnesio, el fósforo y, por último, el selenio, al que se le atribuyen propiedades antienvejecimiento.

¿El jamón ibérico es procesado?

El jamón ibérico se elabora de la misma manera que el jamón serrano y el jamón serrano, pero su nombre se debe al cerdo del que procede: el cerdo ibérico. Este jamón procede de cerdos ibéricos de bellota, de pastor o compuestos.

¿Es saludable la grasa del jamón ibérico?

Además de su efecto beneficioso sobre el colesterol, el jamón ibérico aporta proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, todas ellas muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro.

  De real ibéricos

¿Por qué el jamón ibérico es tan especial?

El proceso de curación

Los jamones ibéricos se curan de dos a cuatro años. Los jamones ibéricos suelen durar unos dos años, y los de Bellota, más. Este proceso de curación extraordinariamente largo es posible debido a la enorme cantidad de grasa de cada jamón y, en el caso de los jamones de Bellota, a la calidad antioxidante de sus dietas.

El jamón serrano es cancerígeno

La dieta de una persona está directamente relacionada con ciertas enfermedades crónicas como las cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, la osteoporosis, la obesidad, etc. Afortunadamente, nuestra dieta es un factor de riesgo que se puede ajustar. Siguiendo una dieta sana y equilibrada, podemos prevenir o retrasar la aparición de estas enfermedades crónicas.

El consumo regular y moderado de jamón serrano puede prevenir y/o retrasar la aparición de la osteoporosis por su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. La osteoporosis debe prevenirse a todas las edades, pero debemos prestar especial atención a nuestra dieta durante la infancia y la niñez para obtener la mayor masa ósea durante estos períodos críticos de crecimiento y evitar la pérdida de masa ósea.

5.- Lanchares Pérez, J.L., González Rodríguez S.P. Balance mineral y homeostasis: calcio, fósforo y magnesio. En Osteoporosis y menopausia. Castelo- Branco y Haya Palazuelos, J.2004; 43-68. Ed. Panamericana.

El jamón ibérico es carne procesada

La grasa del “jamón ibérico de bellota” contiene más del 55% de ácido oleico (un ácido graso monoinsaturado). Rigurosos estudios científicos han demostrado que estas grasas ejercen un efecto beneficioso sobre el colesterol en la sangre, aumentando la cantidad de colesterol bueno (HDL) y reduciendo el malo (LDL). Sólo el aceite de oliva virgen tiene un mayor contenido en ácido oleico.

  Cómo vivían los íberos

La proporción total de ácidos grasos insaturados en los jamones curados de Pata Negra que han consumido una dieta de bellotas es superior al 75%, lo que la convierte en la más “cardiosaludable” de todas las grasas animales, incluso más saludable que algunas grasas de origen vegetal. La raza de los cerdos no es la única explicación; su dieta básica de bellotas y pastos también juega un papel importante.

Además de su efecto beneficioso sobre el colesterol, el jamón ibérico aporta proteínas, vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, todas ellas muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. También es rico en vitamina E, un potente antioxidante, y en minerales como el cobre, esencial para los huesos y los cartílagos; el calcio, el hierro, el zinc, el magnesio, el fósforo y, por último, el selenio, al que se le atribuyen propiedades antienvejecimiento.

Es saludable el jamon iberico
2022

Sí, el famoso “jamón de pata negra”, denominado formalmente “jamón ibérico” (en referencia a su origen), destaca por primera vez no sólo por su valor culinario y nutricional, sino por sus beneficios para la salud de las personas.

El jamón ibérico aporta aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B y vitamina E. Es rico en minerales como el hierro, el fósforo, el potasio, el magnesio y el zinc, destacando su alto contenido en ácidos grasos insaturados (ácido oleico). Además, actúa como un potente antioxidante por su alto contenido en polifenoles. Por ello, los beneficios del jamón ibérico han sido comparados con los del aceite de oliva, ¡y eso es mucho decir!

Hasta ahora, hablar del alto contenido en polifenoles y ácido oleico del jamón ibérico era una mera especulación, pero tras este estudio queda demostrado, según el Dr. Sabán, director de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

  De donde viene el viento en la peninsula iberica

El estudio certifica que el jamón ibérico puede introducirse en la dieta sin que se produzca un aumento de peso o de los niveles de triglicéridos, y sus efectos positivos duran hasta seis semanas después de dejar de consumirlo. Con esto, el Dr. Sabán también reveló que el cuerpo tiene “buena memoria” cuando se trata del consumo de jamón. Por tanto, incluir el jamón ibérico en la dieta de forma regular y controlada protege y/o mejora la salud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad