De que familia es el aguila imperial iberica

Águila marina

A medida que crecía y se consolidaba mi interés por las aves, seguí con especial atención la evolución de nuestra población de águila imperial española. Leí todo lo que cayó en mis manos sobre la especie. Los artículos publicados en la revista Quercus y la monografía de la especie de Miguel Ferrer fueron cruciales para aplacar mi curiosidad por la especie. También había podido observarlas con cierta frecuencia en el parque del Monte de El Pardo en el 94 y el 95, tiempo en el que también pude estudiar a distancia una pareja de águilas imperiales españolas. Durante este estudio, pude observar la cópula, el cortejo de alimentación del macho a la hembra, el crecimiento de los pollos… Una fuerte granizada en la primavera de 1995 me hizo temer lo peor… Todavía recuerdo la ansiedad y la larga espera mientras me sentaba detrás del primer telescopio de mi vida, hasta que finalmente, dos pequeñas bolas de algodón se alzaron entre las ramas y ramitas del atrio.

Tras una exitosa campaña de información y una considerable inversión financiera en su conservación (en gran parte procedente de la Unión Europea a través de la financiación del Proyecto LIFE), a pesar de que el ansiado Plan Nacional Coordinado para la especie no llegó a buen puerto, por fin se empezaron a escuchar buenas noticias sobre la evolución de sus poblaciones. El censo de 2001 reveló la existencia de 158 parejas reproductoras en España y algunos de los factores que limitaban el crecimiento de la población parecían estar disminuyendo. Tres años después, en 2004, se censaron un total de 193 parejas. Los censos a lo largo de los años siguientes mostraron un crecimiento continuo, llegando a tal punto que en 2011 se alcanzaron 325 parejas, gracias en gran parte a una explosión poblacional de la especie en Castilla La Mancha, donde se había pasado de 41 parejas en 2001 a 113 parejas en ese mágico año. En 2014 Andalucía contaba con más de 100 parejas y Castilla La Mancha ya con 178 parejas. La población española rondaba ya la impresionante cifra de 430 parejas reproductoras.

  Qué es lince ibérico

Águila perdicera

Es la única ave endémica de la Península Ibérica. El águila imperial española es una de las siete rapaces más raras del planeta, y lamentablemente está en peligro de extinción. Su plumaje es pajizo en el primer y segundo año de vida. Antes de los cinco años, su plumaje adulto se vuelve marrón rojizo, con sus característicos hombros blancos.

Ponen un máximo de cuatro huevos, aunque es habitual que pongan dos o tres. Una vez que los polluelos nacen, permanecen en el nido durante dos meses (aunque siguen dependiendo de sus padres durante otras cinco semanas).

Águila leonada

Justificación de la categoría de la Lista RojaEsta especie se califica como Vulnerable porque tiene una población muy pequeña, que depende de la continuación de las medidas de gestión intensiva para mitigar el impacto de amenazas como el envenenamiento, la electrocución, los disparos, la colisión con turbinas eólicas y la insuficiente disponibilidad de alimentos. Tras haber aumentado de forma constante durante finales del siglo XX y principios del XXI, la población parece haber alcanzado ahora una meseta.

  Qué dinosaurio habito en la península ibérica

75-84 cm. Águila grande y oscura. Generalmente de color negro parduzco con prominentes “hombros” blancos en el ala anterior y en los escapularios. Nuca crema dorada pálida y zona basal gris pálida en la cola superior. Los juveniles son de color marrón rojizo que se desvanece hacia el beige pálido con plumas de vuelo oscuras y flecos blancos en las coberteras. En vuelo de altura y planeo las alas se mantienen planas. Especies similares Águila real adulta A. chrysaetos carece de “hombros” blancos y es menos oscura en general. El inmaduro tiene grandes destellos blancos en las alas y la base blanca de la cola. Las alas se mantienen en forma de “V” aplanada. Voz Ladridos repetidos.

Águila de Verreaux

El águila imperial oriental (Aquila heliaca) es una gran ave de presa que se reproduce en el sureste de Europa y ampliamente en Asia occidental y central. La mayoría de las poblaciones son migratorias e invernan en el noreste de África, Oriente Medio y Asia meridional y oriental[3]. Como todas las águilas, el águila imperial oriental pertenece a la familia Accipitridae. Además, sus patas bien emplumadas la señalan como miembro de la subfamilia Aquilinae. Es un águila grande y de color oscuro, con un parecido a otros miembros del género Aquila, pero suele ser la especie más oscura de su área de distribución[4]. Se trata de un depredador oportunista que selecciona sobre todo mamíferos de pequeño tamaño como presa, pero también una proporción bastante grande de aves, reptiles y otros tipos de presas, incluida la carroña. En comparación con otras águilas Aquila, tiene una fuerte preferencia por la interfaz de los bosques altos con las llanuras y otros hábitats abiertos y relativamente planos, incluidos los mosaicos boscosos de la estepa. Normalmente, los nidos se sitúan en árboles grandes y maduros y los padres crían alrededor de uno o dos volantones[3][5] La población mundial es pequeña y está disminuyendo debido a la persecución, la pérdida de hábitat y de presas. Por ello, desde 1994 figura en la lista roja de la UICN como vulnerable[1].

  Cómo llamaron los musulmanes a la península ibérica
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad