Raza cerdo iberico

Cerdo blanco grande

Razas locales europeas de porcino – Diversidad y rendimiento. A study of project TREASURE Capítulo revisado por pares de acceso abierto Cerdo Ibérico Escrito por Rosa Nieto, Juan García-Casco, Luis Lara, Patricia Palma-Granados,

4. Organizaciones de cría, seguimiento y conservaciónLa Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico (AECERIBER)1 nació en 1985 en Zafra (Badajoz, Extremadura) durante un periodo crítico en el que la raza se encontraba en grave riesgo de extinción. Según registros no oficiales, durante estos años la población de cerdas reproductoras ibéricas podría haber llegado a ser de 5000. Por lo tanto, este era un momento que requería una organización que uniera a todos los ganaderos tradicionales para trabajar juntos en la conservación y expansión de la raza. En 1987, el Ministerio de Agricultura español concedió a AECERIBER la gestión y desarrollo del libro genealógico, desde 1992 el programa de selección genética y, más recientemente, el programa de conservación de diversas variedades en peligro de extinción. En la actualidad, más de 2000 ganaderos en España forman parte de la asociación.

Iberico eber

El cerdo ibérico es una raza porcina autóctona derivada de las poblaciones ancestrales de cerdos domésticos de la Península Ibérica. Durante siglos, estuvo ampliamente extendida por todo este territorio. En la actualidad, se puede encontrar en el Suroeste de la Península: Andalucía Occidental, Extremadura y la provincia de Salamanca. En el Alentejo portugués, esta raza porcina, con algunas pequeñas diferencias, se conoce como Porco Alentejano.

  Cria del cerdo iberico

Hasta mediados del siglo XX, el cerdo ibérico fue la principal raza porcina criada en España. En las primeras décadas del siglo pasado, el censo de cerdas reproductoras podría haber superado los 500.000 animales que se extendían ampliamente por todo el país. Desde entonces, una serie de retos sanitarios, cambios en los hábitos sociales y alimentarios, así como la transformación del territorio de dehesa en cultivos de campo, provocaron un dramático declive de la cabaña de cerdo ibérico que no se detuvo hasta mediados de los años ochenta. Los momentos más críticos de la crisis poblacional del cerdo ibérico tuvieron lugar durante la década de 1960, en la que la raza estuvo en grave riesgo de extinción.

Cerdo Berkshire

Como amantes del buen jamón, en Josep Llorens queremos haceros partícipes de todos los secretos que hay detrás de la creación de uno de los productos más deliciosos de nuestra gastronomía. Como en la cocina, donde unos buenos ingredientes son esenciales para el resultado final, en el mundo de los embutidos la materia prima es un factor determinante.

A continuación vamos a contarte más sobre el cerdo Duroc, la única especie de cerdo que se puede cruzar con el ibérico para obtener la denominación de origen, y sus diferencias con la raza autóctona.

Aunque el nombre de la raza no es muy conocido, este tipo de cerdo fue importado de Estados Unidos en los años 60 y, desde entonces, su carne ha sido codiciada para la elaboración de jamones y otros productos cárnicos en nuestro país.

  Carrilleras cerdo iberico al vino tinto

La principal característica de la raza Duroc es la infiltración de grasa en su carne, lo que afecta a sus propiedades organolépticas, dando lugar a productos más jugosos y sabrosos que los obtenidos a partir de otras razas de cerdo blanco.

En consecuencia, estas propiedades hacen que su carne sea la más parecida a la de los cerdos ibéricos, con un sabor y textura tan similares que los ejemplares cruzados al 50% son aceptados en la DO de jamón ibérico, y también se utilizan en la fabricación de jamones serranos de alta calidad.

Cerdo negro deutsch

El jamón ibérico se distingue de otros jamones por su textura, aroma y sabor. Un sabor delicado, entre salado y dulce, muy umami y con un aroma muy agradable, que abre el apetito. Este sabor exclusivo viene dado en gran medida por la alimentación que ha tenido el cerdo ibérico. Por eso te contamos cuál es la alimentación de los cerdos y cómo ésta da lugar a las diferentes calidades de jamones ibéricos, desde el jamón de pata negra hasta el jamón ibérico de cebo.

El cerdo ibérico de bellota es el que desarrolla toda su cría en la dehesa, el ecosistema natural derivado del bosque mediterráneo que sólo se encuentra en la Península Ibérica, formado por árboles del género Quercus, como la encina y el quejigo.

Este cerdo se alimenta de hierba, flores y raíces durante todo el año, y de bellotas durante la época de “montanera”. De estos cerdos procede el jamón de pata negra, concretamente de aquellos que son 100% de raza ibérica.

  Apadrinar un cerdo iberico

El término “cerdo ibérico de Cebo de Campo” hace referencia a los cerdos ibéricos criados en régimen extensivo en la dehesa a base de pastos naturales y piensos elaborados con forrajes y leguminosas. La diferencia con los cerdos ibéricos de bellota es que los cerdos alimentados con cebo de campo no comen bellotas y tienen un menor porcentaje de raza ibérica, entre el 50 y el 75%. Del cerdo ibérico de cebo de campo procede el jamón ibérico de cebo de campo, que puedes identificar por su etiqueta verde.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad